La Dragonera

Cuando se trata de islas, sólo hay una palabra que resuma el conocimiento de este aspecto geográfico de España: confusión!

Cuántas veces hemos oído a lo largo de los años: «Qué bien, vives en Mallorca… así que puedes bañarte todo el año, ya que allí siempre es verano. No chicos, Maiorca está en Baleares, no en Canarias (y admítelo… hasta tú al menos una vez te has confundido de archipiélago).

Por si fuera poco, te contamos un secreto: las Baleares no son sólo cuatro! Además de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera (las que todo el mundo conoce), el archipiélago incluye otros pequeños islotes.

Uno de ellos, es la isla de la Dragonera. Visitarla es sin duda una de las cosas que ver en Mallorca diferentes a lo habitual.

Desconocido para la mayoría, aunque está muy cerca de la costa de su hermana mayor, es uno de los pocos lugares aún vírgenes que se pueden ver por estos lares.

¿Estás preparado para descubrirla con nosotros? En este artículo te desvelamos su historia, qué hacer, qué ver y, sobre todo, cómo llegar..

👉La isla de La Dragonera es uno de los destinos que solemos recomendar a quienes requieren un Itinerario a Medida. ¡Descubre cómo funciona y conviértete en un viajero Vivere Mariorca 100%!

Dragonera Maiorca
El puqueño puerto de la Dragonera
Índice artículo

Historia de la Dragonera

Prolongación meridional de la Sierra de Tramuntana, de la que está separada por una pequeña lengua de mar conocida como estrecho de Es Freu, la Dragonera es una pequeña isla de 4 km de largo y sólo 700 metros de ancho.

Las costas son totalmente diferentes: la del oeste tiene acantilados verticales sobre el mar, mientras que la del este es más inclinada y acogedora, con pequeñas calas.

Su nombre es el resultado de un gran malentendido: todo el mundo cree, mallorquines incluidos, que el nombre Dragonera proviene de la forma de la isla, alargada y estrecha, parecida a un dragón agazapado. Romántico, pero no es la verdad…

El origen se encuentra en la palabra latina traco, que significa «fisura», en referencia a una supuesta fuente de agua dulce en una cueva de la isla, utilizada durante siglos y luego, según las crónicas locales, cerrada en el siglo XVI para disuadir a piratas y contrabandistas.

De hecho, parece ser que los antiguos marineros que frecuentaban esta parte del Mediterráneo conocían muy bien la Dragonera y la utilizaban como puesto avanzado para asaltar y saquear los pueblos de Mallorca o como refugio en caso de «problemas legales».

Disponer de agua dulce a poca distancia de la isla principal, en un lugar apartado y lejos del peligro, era muy importante para quienes navegaban por estas aguas y no querían ser molestados por las autoridades.

Resultado: la Dragonera era a menudo refugio de gente de mala reputación, ladrones y asesinos de Mallorca, por no hablar de los verdaderos amos de la isla: ¡los piratas!

El pirata Barbarroja, que atormentaba a los reyes cristianos en el siglo XVI asaltando sus barcos, se refugiaba a menudo en la Dragonera; al igual que Dragut, el famoso almirante/pirata turco, que, tras una aplastante derrota en Pollença, encontró aquí refugio antes de volver al mar.

La fuente perdida

Pero más allá de los cuentos, ¿existió realmente este mítico manantial de agua dulce?

En 1971, un equipo de espeleólogos planeó una campaña de exploración para responder a esta pregunta. Y, efectivamente, al final se descubrió una cavidad subterránea, rebautizada como Cova de Sa Font.

Se había encontrado el legendario manantial que había dado nombre a la isla.

La Cova de Sa Font es una cueva con dos lagos de agua dulce en su interior. Hoy, desgraciadamente, está cerrada al público, tanto para mantener intacta su conservación como por las altas emisiones de CO2 durante los meses más calurosos del año, que hacen peligrosa la permanencia prolongada en su interior.

Pero, ¿cómo sabemos que la Cova de Sa Font es el origen del nombre Dragonera? Pues bien, los descubridores de la cueva también hicieron una investigación toponímica, señalando que este nombre identifica otros cursos de agua subterráneos diseminados por el Mediterráneo.

En Cerdeña, por ejemplo, algunos dialectos locales utilizan términos como «tragonàia» o «dragonaia» para identificar lugares donde el agua fluye bajo tierra; en Capo Miseno, cerca de Nápoles, los textos antiguos hablan de cuevas «traconarie» llenas de agua dulce.

O incluso en Malta, donde existe la cueva de la Dragonara, o en el sur de Francia, donde la palabra «dragonnière» se utiliza para indicar cavidades subterráneas.

En definitiva, todo apunta a que por fin se ha resuelto el misterio de la Dragonera.

De refugio pirata a lugar protegido

Dragonera Maiorca
Uno de los recorridos de la Dragonera

Durante siglos, la Dragonera ha permanecido allí, a tiro de piedra de Mallorca, sirviendo de refugio a los malhechores. Aislada, virgen, salvaje…

Pero el hombre, ya se sabe, siempre tiene ideas maravillosas: entonces, ¿por qué no autorizar la construcción de un resort compuesto por decenas de villas, piscinas, restaurantes e incluso un helipuerto en un lugar bendecido por la Madre Naturaleza?

Suena absurdo, ¿verdad? Sin embargo, eso es exactamente lo que ocurrió en 1970, por iniciativa de un gran grupo inmobiliario. Pero esta vez salió realmente mal.

En 1977, el pueblo mallorquín se movilizó y la isla fue ocupada por 50 jóvenes en enérgica protesta contra la destrucción de de este paraíso. Fue un acontecimiento histórico de enorme trascendencia: por primera vez en Baleares se hablaba de ecología y de protección de las islas.

Los chicos, tras meses de ocupación de la Dragonera, ganaron su batalla. El proyecto fue abolido y la administración pública de Mallorca decidió hacerse cargo de la gestión de la isla.

El último y decisivo paso llegó en 1995, cuando toda la isla fue declarada Parque Natural y Reserva Marina, además de ser elegida símbolo de la ecología mallorquina.

Hoy en día, la Dragonera es un verdadero tesoro naturalista: la isla alberga 361 especies vegetales, de las cuales 18 son endémicas (es decir, ¡sólo se encuentran aquí en todo el mundo!), así como la mayor colonia europea de halcones de Eleonor, varias especies de aves marinas protegidas, cinco especies de murciélagos y, sobre todo, ella, la reina de la isla.

Hablamos de la Podarcis lilifordi giglioli, más conocida como sa sargantana por los mallorquines. Un verdadero milagro de la naturaleza.

La sargantana

dragonera maiorca
Nuestra querida sargantana

Deambulando por todo tipo de tiendas del casco antiguo de Palma, verás por casualidad aquí y allá, ya sea como souvenirs a la venta o como decoración, una especie de lagartija.

Es ella, nuestra sargantana, ¡un pequeño reptil que en el mundo ¡sólo vive en la isla de la Dragonera!

Pero, ¿cuál es su historia natural? ¿Y qué tiene de especial? En primer lugar, su evolución: al vivir durante millones de años en una pequeña isla separada del resto de Mallorca, la sargantana ha desarrollado características físicas y sociales únicas.

En realidad, nuestra amiga también estuvo presente hace mucho tiempo en otras islas Baleares, pero la llegada del hombre ha provocado desde entonces su extinción casi completa.

La vida en una roca aislada y salvaje ha modificado obviamente a este animal. De hecho, la sargantana:

  • al no haber tenido depredadores naturales durante millones de años, no tiene mecanismos de defensa. No pierde la cola y no sabe lo que es huir. Al contrario, es extremadamente sociable, tanto que pasea sobre tu cuerpo sin problema mirándote cara a cara;
  • debido a la escasez de comida en la Dragonera, la sargantana no es muy prolífica en cuanto a reproducción: sólo pone 1 ó 2 huevos cada vez, frente a los 10 de otras especies de lagartijas;
  • como no hay depredadores en la isla, la sargantana tiene mucho tiempo para elegir su comida. Así que no sólo se alimenta de insectos, sino de cualquier cosa que se ponga a su alcance (incluso varias veces al día), como pequeños crustáceos, medusas secas, plantas, néctar y flores, que arrebata con giros similares a los que utilizan los cocodrilos con sus presas.

Esta omnivoracidad ha salvaguardado no sólo a la propia sargantana, sino también a la isla de la Dragonera en su conjunto. De hecho, al comer, miles de granos de polen se adhieren al cuerpo del lagarto, convirtiéndolo así en un polinizador natural de las especies vegetales endémicas de la isla.

En la práctica, hay especies vegetales que sólo pueden existir porque existe la sargantana y viceversa. Una verdadera maravilla de la naturaleza, ¿no crees?

Qué hacer en la Dragonera

A pesar de ser una isla pequeña, como ya habrás adivinado, la Dragonera es rica en tesoros que esperan ser descubiertos; no sólo plantas y animales extraños, sino también cultura, historia y extraños personajes.

La Dragonera fue también uno de los destinos favoritos de los urchilleros mallorquines, así como el lugar donde se calculó el meridiano de París por el astrónomo francés François Aragó, que vivió en Mallorca durante dos años encaramado a la Sierra de Tramuntana.

Pero todas estas son historias que sólo podrás conocer solicitando una Excursión a Medida para una visita guiada por la Dragonera.

Sí, porque la isla sólo se puede explorar a pie o por mar, donde todos los senderos conducen a los distintos faros de la isla.

Y creenos, ¡recorrer la Dragonera a lo largo y ancho es un auténtico placer para los ojos!

Hay tres faros y, por tanto, tres caminos. Los dos más modernos están situados en los extremos este y oeste, mientras que el tercero, el más antiguo, se encuentra en el punto más alto del islote.

Es el faro de Na Pòpia, más conocido como Far Vell, y es el faro más antiguo de las Islas Baleares. Construido en 1851 a 352 metros de altura, una posición muy inusual para un faro, fue abandonado en 1910 por estar frecuentemente cubierto por las nubes y azotado por constantes tormentas eléctricas, que lo hacían completamente inútil.

Aunque el Far Vell está ahora en ruinas, sigue siendo espléndido subir hasta aquí por la antigua y pintoresca carretera que conecta con el puerto.

Si prefieres el mar, tienes 2 alternativas para visitar la Dragonera:

  • en barco: puedes alquilar una pequeña embarcación sin licencia en Sant Elm a través de nuestra sección Barcos y elegir si circunnavegar la isla o parar cerca de su costa;
  • en kayak: si eres deportista y estás dispuesto a esforzarte, puedes remar desde Sant Elm hasta aquí y disfrutar de las pequeñas calas desiertas y salvajes de la Dragonera.

Atención: sólo se permite parar y bañarse en 3 calas. Recuerda que estás en una reserva marina protegida que merece respeto y hay que salvaguardar. Por no hablar de las posibles multas, que por estos lares son cuantiosas e implacables.

👉 Consejo Vivere Maiorca: ten cuidado de mantener tu mochila cerrada en todo momento en la Dragonera. Las sargantanas intentarán por todos los medios robarte la comida. ¡Llevarte una a casa y que de repente te salte una por la noche no es agradable!

Dragonera Maiorca
Panorámica desde el Faro de Na Pópia

Cómo llegar a la Dragonera

Obviamente, la única forma de llegar a la Dragonera es por mar.

 

A menos que hayas optado por alquilar un barco en Mallorca, tendrás que coger el pequeño barco que hace el trayecto entre Sant Elm (el pueblo está a unos 40 minutos de Palma, en el extremo suroeste de Mallorca) y el pequeño puerto de Es Lledò.

Cuando llegues a la Dragonera, encontrarás a los guardas del parque que te explicarán brevemente las normas a seguir y las rutas disponibles.

Sólo hay una empresa autorizada para realizar el servicio de transporte: la Cruceros Margarita. En su página web se pueden comprar billetes seleccionando el día y la hora de salida y regreso deseados.

El coste incluye también el pago de la ecotasa de acceso a la isla y el servicio está activo del 1 de marzo al 30 de octubre. Durante la temporada de invierno, sin embargo, la Dragonera no es accesible.

La breve travesía de 20 minutos ya es espectacular de por sí: un pequeño llaut (la típica embarcación mallorquina) arrullado por las olas del estrecho de Es Freu y con la proa apuntando hacia un paraíso poco conocido.

Qué más puedes pedir de tu viaje a Mallorca? ¡Sólo una Excursión a Medida con nosotros para que realmente no te pierdas nada de esta isla!

¿Te ha gustado el artículo?Si te ha parecido útil, utiliza los botones de arriba para compartirlo!.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca...
Buscar
Possiamo aiutarti?
Chatta con noi
Indicaci il tuo nome e in cosa possiamo aiutarti.

GUIDA A TUTTE LE SPIAGGE DI MAIORCA

In regalo per te la guida più completa del web.

+80 spiagge di Maiorca, comprese le più segrete, esplorate e selezionate per te dal team di Vivere Maiorca.