Sóller

A muchos les cuesta creer cuando decimos que uno de los lugares más bonitos que ver en Mallorca es un pueblo de montaña. Sin embargo, así es, porque Sóller es una auténtica joya. Situado en un hermoso valle en el corazón de la Sierra de Tramuntana, es un lugar único que merece absolutamente una visita en profundidad durante un viaje a Mallorca.

Aunque está a sólo 25 km al noroeste de Palma, Sóller está dividida de la capital balear por la Sierra de Alfabia, una pequeña cordillera que durante siglos aisló completamente al pueblo del resto de la isla, haciéndolo casi inaccesible. Hoy en día, gracias a una serie de obras públicas, algunas de las cuales se remontan a pocas décadas atrás, es muy fácil llegar a él; ya sea en coche, a pie o en un tren de madera centenario, no puedes irte de Mallorca sin visitar este fantástico lugar.

Índice artículo

Qué ver en Sóller

Su abundancia de atractivos, su estilo arquitectónico único en la isla, su situación geográfica y su vitalidad durante todo el año hacen de Sóller una parada ineludible para cualquiera que venga a Mallorca. Por este motivo, en nuestros Itinerarios a Medida siempre se incluye una visita a fondo de este espléndido pueblo como una auténtica obligación. ¿No te lo crees? Aquí están algunas de las cosas que puedes hacer en Sóller… ah, por supuesto algunos de nuestros pequeños secretos están reservados sólo para nuestros viajeros a medida. Pulsa aquí y solicítalo tú mismo si quieres vivir la isla como nosotros que vivimos aquí.

  • El ferrocarril: sale del centro de Palma y llega a Sóller, pasando por las montañas de la Sierra de la Tramuntana. Todo ello a bordo de un tren de madera que se parece mucho a una máquina del tiempo. Una experiencia única que permite admirar rincones de la Sierra que de otro modo serían inaccesibles, entre montañas, valles y extensiones enteras de cítricos. Inaugurado en 1912, este tren no nació ciertamente con la pretensión de convertirse en uno de los principales atractivos turísticos de la isla, sino que simplemente servía para conectar Sóller con la capital. Hoy en día ya no funciona a vapor, por supuesto, pero su forma se ha mantenido fiel al original, al igual que la experiencia que te puedes disfrutar a lo largo de todo el recorrido;
  • La tranvía de Sóller: una vez que llegues, tras un paseo por el centro histórico, continúa tu viaje subiendo al Tram de Sóller, que te llevará al Pórt de Sóller, la estación balnearia del pueblo. El tranvía también se llama el Tren Naranja o Orange Express. ¿La razón? En absoluto por el color de los coches, sino por los naranjales que atraviesa el tranvía en su lento traqueteo hacia el puerto. Otro viaje en el tiempo, en un vehículo de madera de aspecto clásico que serpentea por el centro y desciende hasta el mar. 
  • La iglesia de San Bartolomeu:  la primera vez que llegas a Sóller, nunca esperarías encontrar lo que realmente vas a encontrar allí, sobre todo si utilizas el coche y te ves obligado a parar cerca del centro histórico. Llegas, aparcas y empiezas a caminar hacia el centro… Miras a tu alrededor y encuentras todos los elementos típicos de una ciudad pequeña: bares de pueblo, callejones estrechos, tiendas de artesanía, pequeñas tiendas de comestibles. Todo muy bonito, bien cuidado, encantador, pero ya visto, piensas. Entonces llegas a la plaza principal de Sóller, miras hacia arriba y… ¡bang!, una iglesia increíble, con formas extrañas. La miras bien, la fotografías desde todos los ángulos y poco a poco te viene a la mente un recuerdo, algo ya visto en directo o incluso sólo en la web….¡Por supuesto! La Sagrada Familia en Barcelona. Esta maravilla es la Iglesia de San Bartolomeu, la principal del pueblo, cuya fachada neogótica domina la Plaza de la Constitución. Cualquiera, incluso los que no saben nada de arte, no puede dejar de ser cautivado por la extrañeza de este edificio. De principios del siglo XX, cuando la llegada a la isla de Antoni Gaudí (el padre del modernismo catalán) trastocó los cánones artísticos mallorquines, San Bartolomeu es uno de los muchos testimonios modernistas presentes en Sóller. Uno, pero no el único…
  • Can Prunera: la historia de la llegada del modernismo a Mallorca es variada; hasta 1800, los habitantes de Sóller, gracias a un floreciente comercio de limones y naranjas en toda Europa, viajaban constantemente entre Francia y Bélgica, acabando «contaminados» culturalmente. En definitiva, estos ricos burgueses importaron las nuevas tendencias artísticas de Europa a su tierra natal y así fue como simples comerciantes de frutas, como Joan Magraner, decidieron en 1911 construir este espléndido palacio, diseñado por Joan Rubio y Bellver, discípulo de Antoni Gaudí. Merece la pena visitar el edificio porque es realmente sorprendente.
  • Port de Sóller: al igual que Banyalbufar,  Valldemossa y Deià, Sóller, aunque es un pueblo de montaña, tiene su propia playa y su propia salida al mar. Se trata del Port de Sóller, uno de los lugares costeros más encantadores de Mallorca, con vistas a una bahía protegida y conectado con el centro de la ciudad por el histórico tranvía mencionado anteriormente. Del antiguo puerto desde el que partían los barcos cargados de cítricos hacia Europa, ya no queda nada. Hoy en día el Port de Sóller es una zona dedicada al turismo, pero sigue siendo agradable de visitar. De todos los lugares para ver la puesta de sol en Mallorca, por ejemplo, Port de Sòller es uno de los más bonitos. Hay varias heladerías y bares agradables e incluso fuera de temporada es un lugar que siempre tiene su encanto.

Dónde alojarse en Sóller

Alojarse en Sóller puede ser una de las mejores ideas que puedes tener; un pueblo siempre animado, no muy lejos de Palma y con el mar realmente a tiro de piedra. Si entonces dirigimos nuestra búsqueda hacia el Port de Sòller, las vacaciones están realmente servidas. Sin embargo, ten cuidado: realmente depende del tipo de viaje que quieras hacer. Olvídate de la salvaje vida nocturna de estos lugares; aquí se vive la lentitud, la naturaleza y los paseos interminables.
La oferta de alojamiento es tan amplia que sólo hay que elegir.

Booking.com
Vivere Maiorca
Vivere Maiorcarecomienda...
Leer más
Algunos hoteles en Sóller:

👉 Hotel El Guía: para nosotros es una certeza, siempre lo recomendamos a todos nuestros excursionistas. Bien situado en el centro, funcional, no demasiado caro para la media local. Excelente elección.

👉 Hostal Nadal: alojamiento económico, pero el nivel de servicio es mucho más parecido al de un B&B que al de un Hostal propiamente dicho. Una solución buena y barata.

👉 Port de Sóller: la zona de playa de Sóller es ideal para aquellos que quieren tener el mar en la puerta de su casa sin tener que desplazarse demasiado. Aquí la oferta es enorme, hay para todos los gustos.

Cómo llegar a Sóller

En coche

A pesar del secular aislamiento de tiempos pasados, hoy en día Sóller, aunque se encuentra en plena Sierra de Tramuntana, es un destino muy fácil de alcanzar, sobre todo si se decide alquilar un coche en Mallorca.

Llegando desde Palma, se tarda una media hora en conducir por la Ma-11 siguiendo las diferentes señales; se pasa por el túnel que pasa por debajo de la Sierra de Alfabia, se sigue la carretera que se adentra en el valle de Sóller, para finalmente encontrarse rodeado de montañas en un lugar que realmente parece estar en otra isla.

Si, por el contrario, eres un amante de las carreteras de montaña, no tomes el túnel y recorre el camino más largo tomando la antigua carretera que atraviesa la Sierra de Alfabia. Encontrarás decenas de ciclistas recorriéndolo y un pequeño bar en la cima de la subida donde podrás parar y tomar uno de los mejores zumos de tu vida.

Consejo básico: no conduzcas por las calles del centro. Son verdaderas trampas entre calles de un solo sentido y callejones al límite. Aparca fuera del centro y camina.

A pie

Por su ubicación en el centro de la Sierra de Tramuntana, Sóller es un destino imprescindible para los excursionistas. De aquí parten o pasan un gran número de senderos, aptos para todas las piernas y que permiten explorar los alrededores del valle. Algunos ejemplos:

  • Camino de Son Castellò: una buena caminata de tres horas por la belleza de la Sierra, que comienza en Deià y termina en Sóller.
  • Torre Picada: accesible en una hora y media desde el centro del pueblo, es una de las muchas torres de vigilancia construidas para defenderse de las incursiones de los piratas moros.
  • Sa Costera y el Barranc de Biniaraix: dos de los caminos más espectaculares de la zona, para las piernas más entrenadas.

Pero podemos asegurarte que hay muchos caminos alrededor de Sóller. Por eso, nuestro servicio de Excursiones a Medida puede ser justo lo que necesitas. ¡Descubre el servicio!

En tren

El viejo tren de madera, por supuesto, tarda un poco más que el coche; desde la apertura del Túnel de Sóller, llegar al pueblo desde Palma se ha convertido en poco más que un paseo. Pero las vistas y los paisajes que admirarás desde los vagones del tren merecen sin duda el tiempo extra que se tarda en recorrer la corta distancia.

Toda la información sobre los precios y los horarios del Tren de Sóller se encuentra en la página web oficial.

En autobús

Si no quieres utilizar ni el coche ni el tren, el autobús puede ser una alternativa viable. Ten en cuenta que, como en todos los pueblos de la Sierra de Tramuntana, el autobús sólo es aconsejable si te alojas en Palma y si decides hacer una excursión de un día y no un recorrido por los distintos pueblos, de lo contrario, alquilar un coche en Mallorca es imprescindible. Por lo tanto, toma el número 204 de la línea TIB desde la estación de Plaza de España (puede encontrar los horarios aquí). Puedes comprar tu billete a bordo (pagando en efectivo directamente al conductor o con tarjeta de débito/crédito), o en la web de TIB. En unos 40/45 minutos llegarás cerca del centro histórico, que está a sólo diez minutos a pie.

Qué comer en Sóller

Hay muchos lugares para comer en Sóller, muchos de ellos bastante caros, no genuinos y muy turísticos. Sobre todo, desaconsejamos sentarse en los numerosos bares de la plaza principal del pueblo. Y no es para menos, porque sólo hay que caminar 50 metros por las vías del tranvía para encontrar nuestro lugar favorito…

Sa Butigueta es un bar típico mallorquín, amueblado de forma tradicional y con mesas en el exterior, a pocos centímetros de las vías del tranvía de Sóller. Es el mejor lugar para degustar las especialidades mallorquinas del centro: tumbet, croquetas, frito mallorquín y sobrasada, todo ello a precios muy asequibles y por debajo de la media.

Por supuesto, no esperes un restaurante de lujo: esto es la auténtica Mallorca. ¡Y los chicos del bar son serviciales y muy amables!

👉 Completa tu viaje saboreando la verdadera gastronomía de la isla gracias a nuestra Guía de 51 restaurantes típicos de Mallorca.

¿Te ha gustado el artículo?Si te ha parecido útil, utiliza los botones de arriba para compartirlo!.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca...
Buscar
Possiamo aiutarti?
Chatta con noi
Indicaci il tuo nome e in cosa possiamo aiutarti.

GUIDA A TUTTE LE SPIAGGE DI MAIORCA

In regalo per te la guida più completa del web.

+80 spiagge di Maiorca, comprese le più segrete, esplorate e selezionate per te dal team di Vivere Maiorca.