Castillo de Bellver

Una de las primeras cosas que notarás cuando llegues a Palma, ya sea en avión, en barco o después de decidir alquilar un coche en Mallorca, será sin duda un edificio circular situado en lo alto de la colina, detrás del Paseo Marítimo.

Ese palacio es el Castillo de Bellver, uno de los principales monumentos de la ciudad, junto con el Catedral y el Palacio Real de la Almudaina.

castell de bellver palma
Vista del Castillo de Bellver al atardecer

Es una joya gótica que domina la bahía de Palma, testigo del glorioso pasado de la isla y centro de numerosas extrañas historias de apariciones, brujas y fantasmas.

Por ello, te desvelamos en el artículo todos sus secretos, su historia centenaria y sus principales atractivos, así como, por supuesto, los horarios y diversa información útil para tu visita.

¿Listo? Subimos a lo alto de una de las terrazas panorámicas más espectaculares de Palma.

Índice artículo

Castillo de Bellver: ¿residencia o fortaleza?

A primera vista, este palacio parece inmediatamente una residencia real; si además tenemos en cuenta el nombre típico del castillo de un rey, eso es todo.

Pues no es exactamente así. La idea de construir un castillo en las colinas detrás de Palma surgió por razones militares, cuando las tropas cristianas que participaban en la expulsión de los árabes de Mallorca se dieron cuenta, durante el asedio de Palma, de que la ciudad estaba indefensa por ese lado.

Será el rey Jaime II de Mallorca quien hará realidad esa primera idea, iniciando la construcción del Castillo de Bellver. Terminado en 1309 en apenas 9 años de trabajo (estamos en plena Edad Media, no lo olvidemos), fue dotado además de un capellán y de una guarnición militar.

Construido para ser una gran fortaleza, el castillo nunca llegó a entrar en guerra. Por eso, tras el fin de la independencia del Reino de Mallorca en 1343, la nueva casa reinante aragonesa decidió volver a utilizarlo como residencia real.

Al menos esa era la idea… sí, porque al final los reyes prácticamente nunca vivieron allí, prefiriendo la Almudaina como palacio real y el Castillo de Bellver como terrible lugar de reclusión y dolor.

En 1408, los monjes cartujos de Valldemossa fueron nombrados gobernadores de Bellver, con derecho a elegir un lugarteniente; aunque una real orden de 1719 eliminó este privilegio, el monasterio de Valldemossa mantuvo el señorío sobre el castillo hasta la desamortización de 1835.

En 1931, el Estado cedió la fortaleza y el bosque que la rodeaba al Ayuntamiento de Palma, que al año siguiente fundó el Museo Bellver, un museo historico que, a día de hoy, permite descubrir la evolución de la ciudad, desde la Edad de Bronce hasta nuestros días.

Castello di Bellver Palma di Maiorca
Vista desde el patio interior

La arquitectura del Castillo de Bellver

Si ya has visitado otros castillos de Europa, ya imaginamos lo que te preguntarás una vez que llegues a la entrada del castillo. Pero… ¿es redondo? Y ¿por qué la torre principal está aislada y separada del palacio?

Arquitectónicamente, Bellver presenta varias «anomalías constructivas»; en primer lugar, es uno de los 4 únicos castillos de toda Europa con planta circular. Pero eso no es todo. El castillo de Bellver es el único del mundo de estilo gótico con esta extraña forma, ya que los otros 3 castillos son todos de épocas posteriores.

Su forma exterior, que dibuja un círculo perfecto rodeado por tres torres semicirculares, se refleja fielmente en el interior. Entrando en el castillo, encontramos en la planta baja un primer pasillo circular cerrado por 21 columnas que sostienen los arcos del piso superior.

El patio abierto cubre una inmensa cisterna conectada a la superficie por un pozo claramente visible en el centro. Subiendo al primer piso, encontramos otra galería circular abierta al patio de la planta baja, formada por 42 arcos de clara inspiración gótica.

Mirando hacia el interior desde la galería del primer piso, la vista es realmente increíble. Los muros circulares, la columnata, los arcos y el espacio central abierto crean un conjunto arquitectónico verdaderamente único y armonioso.

Las salas de la primera planta albergan el Museo Municipal de Bellver, así como la Capilla de Sant Marc, que conserva su suelo de baldosas verdes con decoraciones geométricas. En la misma planta encontramos las antiguas cocinas, los aposentos reales y la sala del trono, donde hoy se conservan dos pinturas que representan al rey Jaime I y la muerte del rey Jaime III.

Una vez finalizado el recorrido por el museo, sólo tienes que subir a la planta superior, desde donde podrás admirar una de las más bellas vistas panorámicas de la ciudad de Palma y su bahía. En un día despejado, se puede contemplar el sur de Mallorca e incluso divisar a lo lejos la silueta de la isla de Cabrera.

vistas castell de bellver palma
¿Entiendes por qué se llama Castillo de Bellver?

Los misterios del Castillo de Bellver

Sí, ¿pero la torre? ¿Qué hace ahí, cerca de la entrada, completamente separada del resto del edificio? En realidad, el Donjon (así se llama) estaba antiguamente unido al castillo por un puente levadizo que conducía a una pequeña puerta situada en la base del edificio.

Dividido en cinco plantas, las diferentes estancias interiores siguen conectadas por una escalera de caracol interior de 118 peldaños, y las dos últimas salas inferiores se utilizaban antiguamente como prisión.

Y aquí comienza la historia oculta del castillo. Entre los mallorquines circulan extrañas historias sobre esta torre, extrañas apariciones, extraños gemidos… y la torre no parece ser el único lugar misterioso del castillo.

Incluso el gran parque que rodea Bellver, y que hoy es uno de los lugares preferidos por los vecinos para dar agradables paseos al aire libre, esconde en realidad un rincón en medio del bosque que está en el centro de curiosos sucesos.

Los fantasmas del Castillo de Bellver

La larga historia de terror y dolor del Castillo de Bellver comienza con su creador, el rey Jaime II de Mallorca, convencido de ser perseguido por los fantasmas de sus antepasados y de los soldados sarracenos asesinados por su padre en la época de la conquista cristiana de la isla.

Por eso el rey mandó construir el Donjon separado del castillo: en caso de «persecución espiritual» o de un ataque real por parte de los árabes, Jaime II podría encerrarse en la torre y estar a salvo hasta que el ataque terminara.

Como si eso fuera suficiente para defenderse de los fantasmas. Todo el mundo sabe que atraviesan las paredes, ¿no?

En realidad, la torre se utilizó como refugio unas cuantas veces, mientras que desde el principio se convirtió en una terrible prisión donde, a lo largo de los siglos, miles de personas fueron encarceladas, torturadas y asesinadas.

Primero los soldados leales a los reyes mallorquines en la época de la conquista aragonesa, luego los campesinos rebeldes entre 1500 y 1700, después los soldados napoleónicos hechos prisioneros durante las guerras contra el emperador francés, y finalmente 800 republicanos encarcelados aquí y obligados a trabajos forzados tras el advenimiento de la dictadura franquista. Miles de muertos en la tortura y el dolor, miles de espíritus inquietos.

Y tarde o temprano se paga la cuenta. De hecho, desde su apertura como museo, los informes de avistamientos extraños se han sucedido a lo largo de los años, hasta nuestros días.

Los guardias del castillo suelen contar que a menudo se ven «acompañados» por continuos ruidos de pasos cuando las habitaciones están vacías. Otros han contado a sus compañeros de escuchar gemidos y sentir manos que aparecen de la oscuridad.

Los trabajadores de mantenimiento, que suelen trabajar de madrugada o por la noche cuando el castillo está cerrado a los visitantes, siempre han contado que escuchan gritos y llantos de dolor procedentes de los pisos inferiores de la torre.

Por supuesto, no sabemos si estos rumores son ciertos o falsos. Pero antes de pasar una noche allí o pasear solos por el castillo, ¡digamos que nos lo pensaríamos un momento!

Las cuevas del parque de Bellver

castell de bellver palma
El Castillo de Bellver

Otro de los grandes misterios del Castillo de Bellver, son sus cuevas subterráneas. Actualmente, se han encontrado dos cuevas artificiales, cuyo acceso se encuentra en el bosque que rodea la fortaleza. Cuándo fueron excavadas? Y, sobre todo, ¿por qué motivo?

Por los documentos oficiales existentes, se sabe que estas cuevas ya existían en la época de la construcción del castillo. Pero, ¿por qué excavarlas? Inmediatamente se podría pensar en una finalidad puramente estratégica. En caso de ataque, el rey podría haber utilizado un pasillo subterráneo secreto para escapar del castillo sin ser visto.

El problema reside en el hecho de que la conexión entre las cuevas del parque y el castillo nunca se ha encontrado! Así pues, la presencia de estas cuevas no parece tener sentido. Al menos no lo tuvo hasta 1936, cuando el ejército franquista decidió utilizar las cuevas de Bellver para almacenar quince mil bidones de gasolina de 250 litros cada uno.

Se prohibió el acceso público al parque de Bellver y las cuevas fueron ocupadas militarmente. Sólo en 1967, tras el desmantelamiento de los depósitos bajo control del ejército, las cuevas fueron devueltas a la ciudad.

Sin embargo, para los mallorquines, estas cuevas siempre han tenido un significado. Son el hogar de una bruja malvada, conocida como Na Joana, que siempre se ha aparecido de repente en el bosque a los transeúntes disfrazada de anciana invitándoles a probar los higos de su cesta, evidentemente envenenados.

Intentad caminar cuando se pone el sol alrededor de las cuevas de Bellver. No encontraréis mallorquines por los alrededores.

Leyendas sugestivas y populares? Puede ser… pero, al parecer, los arqueólogos que entraron en estas cuevas hace años para trabajos de consolidación informaron al director del proyecto de que escucharon pasos, seguidos de una extraña risa maligna.

No digas que no te avisamos.

Visitar el Castillo de Bellver en Palma de Mallorca

Como ya habrás adivinado, la visita al Castillo de Bellver es imprescindible entre las cosas que ver en Palma. Puedes combinarla en el transcurso de un día con la visita al casco antiguo y a los otros principales monumentos de la ciudad, como la Catedral y el Palacio Real de la Almudaina.

El Castillo de Bellver te ofrece una visión completa de la ciudad, tanto a través de su Museo Cívico, que abarca siglos de historia mallorquina, como en un sentido literal, a través de la espléndida vista desde su terraza.

Después de la visita, también te recomendamos un agradable paseo por los numerosos senderos del parque de Bellver. Especialmente en primavera y otoño, cuando el calor no es agotador, puede resultar muy relajante y agradable.

¡Claro, ten cuidado! Recuerda siempre tener cuidado con alguna mano que pueda salir de las paredes o algún espíritu que pueda perseguirte en las salas menos concurridas.

Ah….y ninguna fruta ofrecida en el bosque por alguna agradable anciana.

Horario de apertura del Castillo de Bellver en Palma de Mallorca

El horario de apertura del Castillo de Bellver cambia ligeramente según la temporada:

De octubre a marzo:

  • de martes a sábado, de 10:00 a 18:00 horas
  • domingos y festivos de 10:00 a 15:00 horas
  • lunes cerrado

De abril a septiembre

  • de martes a sábado, de 10:00 a 19:00 horas
  • domingos y festivos de 10:00 a 15:00 horas
  • lunes cerrado

El castillo permanece cerrado el 1 de enero, el domingo de Pascua, el 1 de mayo y el 25 de diciembre.

Cualquier otra información puede consultarse en la web oficial del Castillo de Bellver.

Entradas para el Castillo de Bellver en Palma de Mallorca

Lamentablemente no es posible comprar entradas online para visitar el Castillo de Bellver. Y decimos lamentablemente porque en temporada alta las colas en taquilla pueden ser realmente largas.

Por otro lado, el precio es realmente conveniente si tenemos en cuenta que sólo se necesitan 4€ para entrar al castillo y que los domingos la entrada es gratuita.

Sin olvidar las diversas reducciones:

  • 2€ pensionistas y jóvenes (entre 14 y 18 años)
  • 2,50€ agencias de viajes
  • libres menores de 14 años

Recuerda que la taquilla cierra 45 minutos antes de la hora de cierre del castillo.

Cómo llegar al Castillo de Bellver en Palma de Mallorca

Situado en las colinas detrás de la ciudad, el Castillo de Bellver no es uno de los monumentos del casco antiguo, obviamente.

Para llegar, sin embargo, tiene varias opciones:

  • en coche: si has decidido alquilar un coche en Mallorca, sepas que justo enfrente de la taquilla hay un parking muy cómodo y gratuito.
  • en taxi: el castillo no está lejos del Paseo Marítimo ni del centro de Palma. El trayecto te costará muy poco.
  • a pie: hay un camino peatonal que conecta el castillo con el barrio de El Terreno; en 20 minutos andando puedes estar en la taquilla. Pero atención, todo son escaleras y en verano el calor aprieta. Puedes optar por un cómodo taxi en el trayecto de ida, y luego bajar las escaleras al final de la visita y disfrutar del paseo.

En cuanto al transporte público, sepas que no hay autobuses que vayan al Castillo de Bellver.

¡Disfruta de tu visita!

¿Te ha gustado el artículo?Si te ha parecido útil, utiliza los botones de arriba para compartirlo!.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca...
Buscar
Possiamo aiutarti?
Chatta con noi
Indicaci il tuo nome e in cosa possiamo aiutarti.

GUIDA A TUTTE LE SPIAGGE DI MAIORCA

In regalo per te la guida più completa del web.

+80 spiagge di Maiorca, comprese le più segrete, esplorate e selezionate per te dal team di Vivere Maiorca.